1 de 12
Agronomía Tropical, 71: e5515702, 2021
Recibido: 01/09/2020 - Aprobado: 05/08/2021
Artículo de Investigación. DOI: 10.5281/zenodo.5515702
Sensibilidad in vitro de cinco cepas nativas de Trichoderma spp. a
diferentes fungicidas
Rómulo García-Velasco* ,Gustavo Rojas-Tapia
, Grisel Domínguez-Arizmendi ,
Barbarita Companioni-González
1
Universidad Autónoma del Estado de México, Centro Universitario Tenancingo, Tenancingo, Estado de México, México.
2
Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, Buenavista, Saltillo, Coahuila, México. *Correo electrónico: rgarciave@uaemex.mx
RESUMEN
El Estado de México representa el principal productor de ornamentales en México. La producción de estos cultivos se
encuentra afectada por la incidencia de topatógenos que afectan los rendimientos y la calidad del producto nal. En el
presente trabajo se determinó la sensibilidad in vitro de cinco cepas nativas de Trichoderma spp., al ingrediente activo
de diferentes fungicidas (Cercobim 70 M
®
, Promilo 50 PH
®
, Captan 50 WP®, Interguzan 30-30®, Shogun 500 FW®). Para
ello se utilizaron cultivos monospóricos de cinco cepas nativas (SS1-6, SS2-5, TFR3, TA4 y CUT-B). Las cepas antagónicas
evaluadas presentaron potencial para su utilización en el manejo integral y sustentable en la oricultura en el Estado
de México. Trichoderma tomentosum (SS1-6) mostró sensibilidad in vitro al benomilo; sin embargo, mostró tolerancia a
captan y uazinam; en las dosis probadas. Trichoderma barbatum (SS2-5), Trichoderma asperellum (TFR3) y la cepa Tricho-
derma harzianum (TA4) no mostraron sensibilidad in vitro en los tratamientos evaluados. Por otra parte, Trichoderma
asperellum (CUT-B) mostró sensibilidad al tiofanato metílico (Cercobim 70 M
®
) y presentó tolerancia a los ingredientes
activos captan y uazinam. Por otro lado, quintozeno+thiram evidenció efecto fungistático a la cepa antagonista CUT-B.
Palabras clave: control biológico, enfermedades, patógenos.
.
In vitro sensitivity of ve native strains of Trichoderma spp. dierent fungicides
ABSTRACT
The State of Mexico represents the main producer of ornamentals in Mexico. The production of these crops is aected
by the incidence of phytopathogens that aect the yields and the quality of the nal product. In the present work, the
in vitro sensitivity of ve native Trichoderma spp. strains to the active ingredient of dierent fungicides (Cercobim 70 M
®
,
Promilo 50 PH
®
, Captan 50 WP
®
, Interguzan 30-30
®
, Shogun 500 FW
®
) was determined. For this, monosporic cultures of ve
native strains (SS1-6, SS2-5, TFR3, TA4 and CUT-B) were used. The antagonistic strains evaluated presented a potential for
their use in comprehensive management and sustainable in oriculture in the State of Mexico. Trichoderma tomentosum
(SS1-6) showed in vitro sensitivity to benomyl; in the tested doses, it showed tolerance to captan and uazinam. In the
evaluated treatments. Trichoderma barbatum (SS2-5), Trichoderma asperellum (TFR3) and the Trichoderma harzianum
strain (TA4) did not show in vitro sensitivity. On the other hand, Trichoderma asperellum (CUT-B) showed sensitivity to
thiophanate methyl (Cercobim 70 M
®
) and showed tolerance to the active ingredients captan and uazinam. Whereas,
quintozene + thiram showed a fungistatic eect to the antagonist strain CUT-B.
Key words: biological control, diseases, pathogens.
Vol. 71 AGRONOMÍA TROPICAL 2021
2 de 12
INTRODUCCIÓN
El sector orícola representa una de las industrias
más fuertes en diversos países desarrollados y en
as de desarrollo. En México, la horticultura orna-
mental constituye la actividad agrícola de mayor
rentabilidad económica en el sector agrícola en
comparación con otros cultivos de interés (Ramírez
y Avitia 2017). El Estado dexico se reconoce como
el principal productor de ornamentales en el país.
Entre los cultivos más sembrados como or de corte
se encuentran el cultivo de Rosa sp., y el crisantemo
(Chrysanthemum morifolium Ramat) (SIAVI 2019);
sin embargo, la producción de estos cultivos se
encuentra afectada por la incidencia de fitopató-
genos que reducen los rendimientos y la calidad del
producto nal. Rosellinia necatrix Prill (=Dematophora
necatrix (Hart.) Berl.), Verticillium dahliae Kleb., y
Botrytis cinerea Pers., constituyen los principales
agentes patógenos que ocasionan las enferme-
dades como la pudrición blanca de la raíz, la
marchitez de la planta y el moho gris de la flor,
respectivamente, en el cultivo de Rosa sp.; mien-
tras que, Puccinia horiana Henn, agente causal de
la roya blanca representa una de las enfermedades
más devastadoras en crisantemo (García-Velasco et
al. 2012, 2017).
La aplicación de fungicidas sintéticos se plantea
como el método de manejo utilizado para el control
de estas enfermedades fungosas (García-Velasco et
al. 2017, Alonso et al. 2018). Entre los ingredientes
activos más utilizados para el manejo de topató-
genos del suelo se encuentran: tiofanato metílico,
thiram, benomilo, captan, quintozeno y uazinam
(Franco y Orrego 2013). El uso de agroquímicos
resulta costoso y causa serios efectos medioam-
bientales que a su vez contribuye a una crisis en
la preservación de los ecosistemas en los recursos
naturales; en la salud de las comunidades rurales
y de los consumidores (Pérez-Moreno et al. 2015,
Castillo et al. 2017). Por lo tanto, buscar soluciones
más amigables con el medio ambiente constituye
una necesidad para el control de enfermedades en
la oricultura. Por ello, en el desarrollo sostenible
de la agricultura, la utilización de microorganismos
para el manejo de plagas y enfermedades consti-
tuye una alternativa viable para asegurar la produc-
ción de los cultivos de una forma sana y segura
(Companioni et al. 2019).
Trichoderma se considera como uno de los anta-
gonistas de hongos fitopatógenos más utilizado
en la agricultura moderna sustentable (Pineda-
Insuasti et al. 2017); aunque, la capacidad anta-
gonista de Trichoderma es altamente variable
(Pineda-Insuasti et al. 2017). Sen Mihuta y Rowe
(1986) de 255 aislamientos obtenidos de dife-
rentes lugares, sólo 15% de ellos, fue efectivo en
el control de Rhizoctonia. En este mismo sentido,
Arcia (1995) planteó que las cepas nativas de un
lugar son más efectivas que las importadas. Por
ello, el éxito en la formulación y comercialización
de biopreparados fúngicos mediante la industria
biotecnológica para su aplicación en la agricultura
requiere de estudios previos en la selección de
aislamientos promisorios para el control (Pineda-
Insuasti et al. 2017).
En este sentido, varios autores plantean que la
utilización combinada de fungicidas según la
dosis mínima recomendada por el fabricante y
el uso de aislados de Trichoderma spp., repre-
senta una estrategia sostenible que permite la
reducción del uso de estos plaguicidas (Khirallah
et al. 2016, Castillo et al. 2017, Pérez-Rodríguez
et al. 2019), mostraron que la sensibilidad de
Trichoderma harzianum a varios fungicidas poa
variar en dependencia de la concentración y los
ingredientes activos. Por otra parte, Barakat y
Almasri (2017) demostraron la compatibilidad de
T. harzianum con fungicidas tolerantes a nivel in
vitro, ex vitro y en campo.
En trabajos previos Alonso (2018) y García-Velasco
et al. (2021 a y b) aislaron, identificaron y deter-
minaron el efecto antagónico de cepas nativas
de Trichoderma spp., contra los hongos fitopató-
genos mencionados con anterioridad. Estas cepas
mostraron ser promisorias para su utilización en el
control biológico de enfermedades fungosas en el
cultivo de Rosa sp. en la región sur del Estado de
México. El objetivo del presente trabajo consistió
en determinar la sensibilidad in vitro de cinco
cepas nativas de Trichoderma spp., al ingrediente
activo de diferentes fungicidas utilizados en la
región sur del Estado de México.
García-Velasco et al. Sensibilidad in vitro de cinco cepas nativas de Trichoderma spp...
3 de 12
MATERIALES Y MÉTODOS
Cepas nativas Trichoderma spp.
En la experimentación se utilizaron cultivos monos-
póricos de las cepas nativas siguientes: 1) Trichoderma
tomentosum (SS1-6); 2) Trichoderma barbatum (SS2-
5); 3) Trichoderma asperellum (TFR3); 4) Trichoderma
harzianum (TA4); y la cepa antagónica Trichoderma
asperellum (CUT-B). Las mismas se aislaron e identi-
caron en investigaciones anteriores por Alonso (2018)
y García-Velasco et al. (2021a). Todas las cepas nativas
antagónicas descritas se encontraban conservadas
en trigo (Triticum spp.) entre 6 y 8 °C en el laboratorio.
Para su activación, se sembraron en el medio de
cultivo agar papa dextrosa (PDA, Bioxon
®
). Se colocó
un grano de trigo (Triticum spp.), con la nalidad de
activar el crecimiento y desarrollo del hongo antago-
nista. Cada una de las siembras se mantuvieron en
una incubadora (LINDBERG/BLUEM
®
) a temperatura
de 24 °C ± 1 °C. Posterior de siete días del proceso de
incubacn y crecimiento de los hongos antagonistas
se procedió a realizar los ensayos de sensibilidad in
vitro de las cepas de Trichoderma spp., a los diferentes
fungicidas considerados en el estudio.
Sensibilidad in vitro de las cepas nativas al ingre-
diente activo de diferentes fungicidas
Para el desarrollo del bioensayo de sensibilidad
in vitro de las cepas antagónicas se procedió a la
preparación del medio de cultivo PDA. Después del
proceso de esterilización del PDA, este se mantuvo
a la temperatura de 50 °C; y de forma separada se
le adicionaron las dosis de los ingredientes activos
de los diferentes fungicidas a probar. Las dosis
evaluadas de los ingredientes activos (i. a.) de los
fungicidas correspondieron a la dosis mínima reco-
mendada por el fabricante del producto comercial
en su etiqueta. A continuación, se desglosan los
tratamientos en la experimentación que correspon-
dieron a las dosis de i. a. de los diferentes fungicidas
probados en las cepas nativas de Trichoderma spp.
Tratamientos evaluados:
Tiofanato metílico: 0,42 g L
-1
de i. a. (Cercobim 70 M
®
).
Benomilo: 0,15 g L
-1
de i. a. (Promilo 50 PH
®
).
Captan: 1 g L
-1
de i. a. (Captan 50 WP
®
).
Quintozeno+thiram: 0,75 g L
-1
de i. a. (Interguzan 30-30
®
) .
Fluazinam: 0,25 mL L
-1
de i. a. (Shogun 500 FW
®
).
Después de la adición de las dosis mencionadas de
los fungicidas en el medio de cultivo PDA, estas se
agitaron con el apoyo de un termo agitador orbital
(Thermo Scientic
®
) hasta disolver de forma homo-
génea. Seguido, se vaciaron en las cajas de Petri y
se procedió a la siembra de forma separada, de las
cepas antagónicas. La siembra se procedió de la
siguiente manera: se tomaron discos de micelio de 8
mm de diámetro próximos a la periferia de la colonia
crecida en placas de Petri con medio de cultivo PDA
como se describió. Luego de la siembra de las cepas
de Trichoderma spp. se incubaron sen las condi-
ciones mencionadas. Los tratamientos evaluados se
conformaron donde cada cepa de Trichoderma spp.,
fue evaluado con los cinco fungicidas descritos. Cada
uno con su respectivo testigo. El medio de cultivo
PDA sin presencia de fungicidas; pero sembrado e
incubado con las diferentes cepas de Trichoderma
spp., se utilizaron como tratamiento testigo en
toda la experimentación. Cada tratamiento incluyó
catorce repeticiones.
Variables evaluadas
En cada tratamiento se determinó el crecimiento
micelial de los hongos antagonistas. Para esto,
cuando al menos una repetición del testigo de cada
cepa nativa de Trichoderma alcanzó crecimiento
del 100 % en la caja de Petri se señalaron todos los
tratamientos con un marcador indeleble de punto
no bajo un contador de colonias (Felisa
®
) a contra
luz para vericar el margen del crecimiento; y evitar
errores en el trazado. Posterior a ello, se tomaron
fotograas y se determinó el área de crecimiento
micelial con el programa Imagen J (Versión 1.43).
Determinación del efecto fungicida o fungistá-
tico de los ingredientes activos de los diferentes
fungicidas en la experimentación
Las cepas antagónicas que no presentaron creci-
miento micelial durante la siembra en el medio de
cultivo PDA con presencia de los ingredientes activos
de los fungicidas descritos, se les determinó el efecto
fungicida o fungistático que estos presentaron a las
cepas de Trichoderma spp. en estudio. Para ello se
realizaron cortes circulares de 8 mm de diámetro
en los discos del micelio del antagonista que fueron
sembrados en los diferentes tratamientos; y se trans-
rieron a cajas de Petri estéril que contenían medio
Vol. 71 AGRONOMÍA TROPICAL 2021
4 de 12
de cultivo PDA, pero sin presencia de fungicidas.
Luego se mantuvieron en una incubadora (LINDBERG/
BLUEM
®
) a una temperatura de 24 °C ± 1° C. Donde
se observó la presencia o ausencia de crecimiento
micelial del hongo antagonista.
Diseño experimental y análisis estadístico
En toda la experimentación se utilizó un diseño
completo al azar, con cinco tratamientos, corres-
pondientes a las cepas de Trichoderma ssp. (SS1-6,
SS2-5, TFR3, TA4 y CUT-B) y catorce repeticiones.
Los datos se analizaron por cepa nativa y fungicida
probado y la variable crecimiento micelial analizada
con el programa InfoStat versión 2020 (Di Rienzo et
al. 2020), por medio de un ANOVA de una a y las
medias comparadas por Tukey (p>0,05).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Sensibilidad in vitro de las cepas nativas al ingre-
diente activo de diferentes fungicidas
En los tratamientos testigo, los resultados mostraron
que todas las cepas probadas de Trichoderma spp.
(SS1-6, SS2-5, TFR3, TA4 y CUT-B) alcanzaron rápido
crecimiento micelial después de la siembra en medio
de cultivo PDA sin presencia de fungicidas. A los tres
días después del proceso de siembra e incubación, las
cepas TA4 y la CUT-B lograron su máximo crecimiento,
con marcadas diferencias signicativas al resto de las
cepas antagónicas (SS1-6, SS2-5 y TFR3) (Figura 1).
Sensibilidad in vitro de Trichoderma tomentosum
El crecimiento micelial de T. tomentosum (SS1-6)
mostró diferencias significativas marcadas en los
tratamientos que contenían medio de cultivo agar
papa dextrosa con presencia de fungicidas, respecto
al testigo (56,24 cm
2
). Los menores valores del área de
crecimiento micelial del antagonista se observaron en
los tratamientos que contean en el medio de cultivo
la presencia de tiofanato metílico (0,21 cm
2
) y en los
tratamientos con presencia de benomilo; y quintoze-
no+thiram donde el crecimiento micelial fue ausente.
Los resultados indican la sensibilidad in vitro de la
cepa nativa SS1-6 al benomilo (Promilo 50 PH
®
); y a
quintozeno+thiram (Interguzan 30-30
®
). En estos trata-
mientos el porcentaje de inhibicn del crecimiento
micelial del hongo fue del 100% (Cuadro 1). Cuando
se determinó el efecto fungicida o fungistático de
estos ingredientes activos (tiofanato metílico, beno-
milo y quintozeno+thiram) a T. tomentosum (SS1-6)
se obser que el antagonista reto su crecimiento
micelial in vitro, a los cuatro días después de la siembra
e incubacn en el tratamiento de quintozeno+thiram.
En ran de ello, se consideró que quintozeno+thiram
tiene efecto fungistático a T. tomentosum (SS1); mien-
tras que el benomilo se comportó como fungicida a
esta cepa antagónica (Figura 2). Por otra parte, en los
tratamientos con presencia de captan y uazinam, el
antagonista mostró crecimiento micelial de 3,42 cm
2
y 6,23 cm
2
, respectivamente. Donde en el crecimiento
micelial de T. tomentosum se observaron porcentajes
de inhibicn de 93,91% y 88,92%, de forma respec-
tiva. Lo cual indica que T. tomentosum (SS1-6) toleró
la presencia de estos fungicidas en las dosis evaluadas
en la experimentación.
Sensibilidad in vitro de Trichoderma barbatum
La cepa nativa T. barbatum (SS2-5) no mostró sensi-
bilidad in vitro en los tratamientos con presencia de
fungicidas, con marcadas diferencias signicativas
con relación al tratamiento testigo (45,05 cm
2
). Por
otra parte, no se observaron diferencias significa-
tivas entre los tratamientos con presencia de fungi-
cidas en el medio de cultivo. En los tratamientos con
presencia de tiofanato metílico; benomilo; captan;
quintozeno+thiram; captan y fluazinam se obser-
varon áreas de crecimiento micelial de 0,13 cm
2
; 0,07
cm
2
; 0,53 cm
2
; 0,30 cm
2
; y 0,59 cm
2
,
respectivamente;
aunque, el antagonista mostró mayor tolerancia en
Figura 1. Crecimiento micelial de las cepas nativas de Trichoderma
spp., después de la siembra en el medio de cultivo PDA
sin presencia de fungicidas. Medias con letras distintas
indican diferencias signicativas (Tukey, p0,05).